Hay muchas maneras de iniciar una relación. Algunas de ellas un tanto diferentes a lo que quizás siempre habías pensado. Relaciones que se inician cuando aún hay otra pareja, cuando se está atravesando por un divorcio o cuando hace muy poco se rompió la última relación. Inicios, en ocasiones, un tanto descafeinados o incluso tormentosos. Donde suele pasar que tengas que ocultar tu nueva relación durante un tiempo. Para no hacer más daño y, quizás, para que los demás no piensen cosas que no han sido de ese modo.

Pero, hay relaciones que se inician de un modo más habitual. Sin que hayan todas estas situaciones que a veces te condicionan. Y aún así, puede ser que tu pareja no te presente a su gente. Que le cueste mucho reconocer vuestra relación. Que no le cuente a nadie que estáis juntos/as. Que nunca te lleve a ningún evento con amistades. Con su familia. Es decir, que jamás «le grite al mundo» que está contigo. Salvo en la más absoluta intimidad. Pero, ¿porqué te pasa esto a ti?

mi pareja me esconde en el bolsillo: pocketing_

A día de hoy, ya no hay concepto que se libre de su anglicismo. Y esto no iba a ser menos. Estamos ante el hoy llamado pocketing. Ni más ni menos que: te han metido en el bolsillo. Ahí, bien escondido/a. Para que nadie te vea. Y tú esperando a poder salir.

La manera en la que se inicia una relación es muy importante. Y como nos sentimos en esos primeros momentos puede llegar a condicionar la relación. Y es que, cuando tu pareja no te reconoce como tal en público, se producen sensaciones como: no sentirte válida, no sentir que importas, inseguridades, pérdida de confianza, dudar acerca de la relación o del amor, sentir que no eres suficiente, dudar acerca de si eres demasiado exigente (no es raro que llegues incluso a pensar que quizás eres una exagerada/o por querer que te presente a su gente… 🙈).

Si el hecho de que no te presente a sus amistades, familia, gente del trabajo etc… tiene una razón válida y comprensible (como las que hemos enumerado al inicio del post), durante un tiempo será algo «soportable». Pero, sino la tiene, será pronto cuando empieces a dudar y a demandar esta presencia en su vida. Y esto, es lógico y además, necesario.

¿cómo identificar que mi pareja no quiere hacer pública nuestra relación?_

Hay algunos gestos que, pueden parecer meras coincidencias o errores. Pero que cuando suceden siempre y durante un tiempo largo, son red flags gigantes agitándose al viento:

_ nunca te presenta como su pareja. Eres una amiga/o.

_ nunca quiere que se note que llegáis juntos o no quiere irse contigo al final de los eventos con amistades.

_ no tiene gestos de cariño en público. Y esto nada tiene que ver con que sea su forma de ser. Los evita claramente.

_ evita quedar con más gente. Siempre quiere que estéis a solas.

_ pasear por la zona donde vive, trabaja o vive su familia es toda una odisea que nunca llega a suceder. Prefiere que os vayáis siempre lejos de esas zonas.

_ siempre está nervioso/a o alterado/a cuando estáis en sitios públicos y con ganas de marcharse a casa.

_ es habitual que tenga muchos motivos y que incluso se enfade cuando le pides explicaciones acerca de estos comportamientos.

Seguramente, todas estas acciones serían un claro ejemplo de aquello que ya te conté en un post acerca de los malos inicios en las relaciones.

y llegan las dudas_

Como ya te he comentado antes, sería normal que incluso llegaras a dudar de ti misma/o en la relación. Que llegues a pensar que quizás estás exagerando. Que eres demasiado inconformista. Que exiges demasiado. Y que es normal que tu pareja no quiere presentarte aún a su círculo más íntimo de personas.

Pues la verdad es que no. Que seguramente no seas para nada todo lo que hay en el párrafo de arriba. Lo más seguro es que todos y cada uno de esos argumentos te los estés dando como razones low cost para quedarte a pesar de ti.

Y es que, las relaciones deben aportar. Sumar. Cuando una relación es sana, existen la igualdad y los buenos tratos. Y eso incluye cuidar. Recuerda el post acerca de las Claves de éxito en una relación de pareja: cómo saber si funcionará.

Es comprensible que existan situaciones en las cuales no aireemos a los 4 vientos que estamos juntos enseguida. Por respeto. Por no hacer más daño. Por no dar una imagen equivocada. Pero esto es muy diferente a una acultación voluntaria y sostenida de lo vuestro.

Muchas gracias por leerme. Si tienes algo que contarme puedes hacerlo a través del mail info@evaperea.es

Y siempre podrás visitarme en mi despacho de Terapia de pareja en Valencia.

un abrazo_ 

¿qué quieres hacer?_

Seguir leyendo más artículos
Pedir una cita conmigo
Saber más sobre mí 

Share This